martes, 24 de diciembre de 2013

Pasarse por el forro

Dada la extensión con la que ayer nos explayamos en la entrada dedicada a "me la suda" y algunas expresiones similares, quizá no esté de más que complementemos la misma tratando hoy, de manera más sucinta, otras construcciones españolas muy relacionadas con aquellas.  Se trata de locuciones que expresan también desprecio y desdén por las opiniones o propuestas ajenas y que, si bien han caído en cierto desuso, nunca han abandonado el repertorio esencial de la oficina moderna.  Dado su sentido, muy similar al de "me la suda", pueden trasladarse también al inglés recurriendo a las expresiones que tratábamos ayer, tal y como ilustramos más abajo.

Empecemos con la que da título a nuestra entrada de hoy, quizá la más elegante al recurrir a un elemento elíptico, como en seguida veremos.  Efectivamente, decimos que alguien se pasó algo por el forro para indicar que no le prestó la mínima atención, despreciando totalmente la cuestión.  La expresión se refiere implícitamente a un elemento, el "forro de los cojones", que, si bien tiene un probable equivalente anatómico en el escroto, aporta aquí sobre todo el valor de su malsonancia.  De hecho, cuando queremos incrementar la contundencia de la expresión eliminamos toda elipsis ("se lo pasó por el forro de los cojones") o, directamente, la referencia al forro ("sus recomendaciones me las paso por los cojones").

Conviene señalar, para evitar confusiones, que nada tiene que ver este forro genital con el de la expresión "ni por el forro" que, más bien, hace referencia genérica a la parte exterior de alguna cosa.  Según el Diccionario de la Real Academia Española, la construcción equivale a "ni por asomo, ni lo más mínimo" y puede emplearse coloquialmente "para denotar que alguien desconoce completamente una ciencia o los libros que de ella tratan".

También resulta interesante otra construcción que, para expresar la misma idea, recurre a una imagen inesperada pero de connotaciones evidentes.  Se trata de "pasarse por el Arco del Triunfo" que evoca el amplio espacio que dibujan estas construcciones para referirse a las zonas a las que llamamos eufemísticamente "la entrepierna" y que, a efectos de esta expresión, tanto pueden referirse a las zonas genitales como al culo propiamente dicho.  Nótese, en este sentido, que también podemos encontrar la construcción "pasarse por la entrepierna" que, de hecho, aparece recogida en el DRAE con el valor de "expresar indiferencia".  Apuntemos, finalmente, que la construcción "pasarse por el culo", si bien puede emplearse, resulta algo pueril y es poco recomendable en ambientes profesionales.

Ya que transitamos por estos terrenos, es apropiado que nos refiramos también a la expresión "importar tres cojones" que se emplea igualmente para expresar indiferencia.  Ya nos hemos referido en alguna ocasión a la enorme complejidad semántica que rodea las referencias a los testículos en sus diversas formas (pelotas, huevos, cojones, por orden de malsonancia).  En su ya clásico artículo al respecto, Pérez Reverte observaba lo siguiente sobre el uso de la palabra cojones:

La unidad significa algo caro o costoso ("eso vale un cojón"), dos pueden sugerir arrojo o valentía ("con dos cojones"), tres significar desprecio ("me importa tres cojones"), y un número elevado suele apuntar dificultad extrema ("conseguirlo me costó veinte pares de cojones").

Ejemplos prácticos:

  • Le mandé varios correos sobre el tema pero se los pasó por el forro.  I sent him several e-mails on the issue but he couldn't care less.
  • Se pasa los procedimientos por el forro de los cojones cuando tiene que cerrar una operación complicada.  He doesn't give a fuck about procedures when he needs to close a complex deal.
  • Tenía instrucciones claras de no subir la oferta pero se pasó por el Arco del Triunfo lo que le dijimos y terminamos sobrepagando.   Espero que esta vez no se vaya de rositas. He had clear instructions not to raise the bid but he wouldn't give a toss about what we had to say and we ended up overpaying.  I hope this time he doesn't get away with it.
  • Ya sé que es la hija del dueño pero me importa tres cojones su opinión.  No tiene ni puta idea.  I know she's the owner's daughter but I couldn't give two hoots about her opinion.  She doesn't know what the fuck she's talking about.

No hay comentarios:

Publicar un comentario