miércoles, 26 de enero de 2011

Hablando en plata

Dedicábamos hace unos meses nuestra centésima entrada a la expresión "de perdidos al río", aprovechando la ocasión para homenajear a los autores del singular libro del mismo título. Su peculiar intento de trasladar al inglés de forma literal muchas de nuestras más singulares construcciones tuvo continuación en varios volúmenes posteriores, uno de los cuales fue publicado bajo el título de "Speaking in Silver".

Parece apropiado, por ello, que dediquemos nuestra centésima quincuagésima entrada a tratar precisamente la expresión "hablando en plata", tratando de ofrecer su equivalencia real en inglés.

Antes de avanzar en nuestra tarea, sin embargo, queremos también hoy proponer un breve pero merecido reconocimiento. "Hablando en Plata" es el título de uno de los microespacios que Radio 5 emite entre sus boletines informativos. Amelia Fernández nos ofrece recomendaciones para el buen uso del castellano, con ejemplos de errores frecuentes que nos alertan del deterioro creciente de nuestra lengua. Podéis escucharlo y descargarlo como podcast en la página de Radio Nacional de España.

El Diccionario de la Real Academia Española recoge la locución "en plata" con el valor de "brevemente, sin circunloquios ni rodeos". El Diccionario de Uso del Español de María Moliner, por su parte, contiene la expresión "hablar en plata" que define como "decir las cosas sin paliativos, tapujos ni rodeos", indicando que generalmente se usa en gerundio.

El origen de la expresión puede encontrarse en los procesos de purificación de los metales, donde se elimina lo sobrante hasta quedar la sustancia pura. También se ha observado que en el pasado algunas normas se grababan en planchas de plata con la redacción sucinta que les es propia, pudiendo traer causa la expresión de esta costumbre.

Como bien observa María Moliner, usamos generalmente la expresión en gerundio para introducir una frase en la que se expresa sin miramientos algún parecer, utilizando con frecuencia palabras malsonantes u ofensivas. Indicamos con esta locución que nos vamos a expresar con toda crudeza, llamando a las cosas por su nombre o al pan, pan y al vino, vino, por utilizar una construcción hoy en cierto desuso.

En inglés, podemos utilizar para conseguir este efecto introductorio de frases más o menos descarnadas la expresión to put it bluntly. En este contexto, blunt tiene en inglés un valor similar a directo, franco o categórico por lo que podemos utilizar la locución propuesta con el sentido que buscamos.

Ejemplos prácticos:
  • Te sigue preocupando mucho un tío que, hablando en plata, te ha mandado a la mierda. You're still very concerned for a bloke who, to put it bluntly, has ditched you.
  • Hablando en plata, la mayor parte de los futbolistas profesionales son unos descerebrados que se rodean de putas y se pulen el dinero a lo loco. To put in bluntly, most professional footballers are braindead fools who hang around with whores and spend their money like water.

2 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo con el segundo ejemplo, aunque yo añadiría a los dirigentes futboleros, sobre todo en cuanto a descerebrados

    ResponderEliminar
  2. Los mayores descerebrados presidentes de clubes de fútbol de la liga BBVA: José María Del Nido y Sandro Rosell.

    ResponderEliminar